fbpx
Menú
Boda en Palacio Bucarel

Boda en el Palacio Bucarelli

Boda en Palacio Bucarelli

Esta boda en Palacio Bucarelli, Sevilla, fue una autentica montaña rusa. La boda de Laura y Ángel no pisó el freno en ningún momento, y eso se agradece, al menos para las fotos. Os cuento el porqué.

Laura y Ángel son dos arquitectos sevillanos que viven lejos de su tierra y son dos enamorados de las flores, plantas y jardines. Por lo que, cuando plantearon y organizaron su boda en Palacio Bucarelli, tenían claro que tenía que ser en Sevilla y que tenía que ser en un jardín rodeados de flores y plantas, por lo que decidieron esta joya por ser una de las Casas-Palacio más importantes del siglo XVII de Sevilla y un valioso ejemplo de la arquitectura barroca civil de Andalucía. Como veis, todo muy bien hilado.

A priori podríais pensar que es una boda clásica, pero nada más lejos de la realidad. Pusieron muchos toques modernos, fuera de lo convencional que le daban un equilibrio súper chulo.

Ángel decidió vestirse en con sus padres, hermano y su perrete en su casa de toda la vida. El novio iba con un traje de chaqueta verde botella y chalequillo con motivos florales (como toda la boda) de la marca London Selección y prendido con una libélula.

Laura tenía claro que se vestiría en un pequeño estudio familiar situado en pleno centro de Sevilla, muy cerquita de Casa Bucarelli. Un espacio muy especial para Laura porque allí estudiaba con Ángel cuando estaban en arquitectura. Un estudio, muy coqueto donde no podían faltar las flores y plantas y con unas vistas espectaculares. La novia, eligió un vestido de Laure de Sagazan con una espalda semi abierta espectacular. Un vestido muy elegante a la par que cómodo. El tocado era de Lakú (Cuentería) y las flores fueron de Florhada, todo un acierto siempre. Como os digo, Laura quería estar cómoda en todo momento y para ello uso unos zapatos de tacón ancho de Flor de Asoka en tonos azules, preciosos. Mención especial al pañuelo, herencia de su abuela y a los pendientes, con cuatro generaciones por vía materna.

En esta aventura por fin conocí a mis compañeros de Rice & Roses, Edu y Bea, una pareja encantadora con la que trabajar es una delicia.

Ya en Bucarelli, la espera la amenizaba un acordeonista y unos Bloody Mary marca “Tu Otra Cocina” por los que tengo especial predilección y es que me cuidan como uno de los suyos. La ceremonia dio comienzo con la entrada la novia al son del Vals de Amélie para acordeón. Las lecturas fueron tarea de amigos de la pareja. Al término de la ceremonia, y después por supuesto de las felicitaciones, nos fuimos andando al museo de Bellas Artes a hacer la sesión de pareja.

Tuvimos que volver en taxi ya que la lluvia hizo acto de presencia y al llegar de nuevo a Casa Bucarelli los chicos de Tu Otra Cocina replantearon la boda en interior y todos tan contentos. Los novios siempre tuvieron una actitud súper positiva que contagió a trabajadores e invitados. Comimos todas las cositas ricas que preparan con tan buen gusto estos gamberros de Tu Otra Cocina.

La barra libre se alargó hasta altas horas de la madrugada, el Jager corría por las venas y las ganas de bailar siguieron en una discoteca cercana.

Laura y Ángel, mil gracias por contar conmigo para contar este sarao que montasteis.

Espero que os guste, al menos, la mitad que a mí.

Comentarios
Tu comentario

Cerrar