Cuando Cris y Darío contactaron conmigo para su boda en Finca La Carreña en Jerez de la Frontera, el tema de la pandemia no existía. Cuando llegó su gran día, una boda de verano, decidieron darse el "sí quiero" a pesar de las restricciones que existían en el momento.

A pirori iba a ser una boda de noche pero tuvieron que cambiar los planes, pero aún así todo salió espectacular con un montaje de luz y sonido espectacular gracias a sus amigos de Artifice Events

Clara y Davy son dos trotamundos y sus invitados venían de medio planeta. Para ello los reunieron el día previo en un restaurante de Vejer de la Frontera con vistas al mar y con una puesta de sol impresionante.

Tanto los preparativos de Cris y Darío fueron en la propia casa de la Finca La Carreña, un noble edificio andaluz del siglo XIX con una decoración clásica que le dieron un toque espectacular a las fotos tal y como podéis ver. Ella llevaba un vestido de la diseñadora Laura Viera, que está dando ya mucho que hablar. El look es único. Sus zapatos, en tonos morados, eran de las chicas de Flor de Asoka.

La ceremonia fue en San Antonio (Cádiz), al mediodía. Esta boda fue en julio y el sol y el calor fueron invitados a la boda, como era de esperar.

Al término de la ceremonia nos fuimos a comer y beber. El encargado del catering fue una apuesta segura: Catering Campuzano. Los aperitivos los amenizaron los chicos de Evenson que además de amenizar hicieron mover al más parado en la barra libre

No se podría olvidar que toda la decoración floral de la boda estuvo a cargo de Ático Botánico.

Espero que disfrutéis esta boda en Finca La Carreña tanto como yo.

Compartir

Cometarios Expandir -
AÑADIR COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.