Menú

Boda en Villa Luisa (Sevilla), Ana + Simon

Ana fue la primera persona que me contactó para la temporada de 2018 y su boda con Simon fue la última de la temporada. Un final de temporada que se preveía pasado por agua. Y así fue, estuvimos hasta el último minuto mirando al cielo. Pero cuando la propia novia me comentó “¡pues si llueve saltaremos en los charcos!” pensé “con esta actitud nada puede salir mal”. El plan B se convirtió en plan A ¡y menudo plan A que montaron!

Boda en Villa Luisa (Sevilla)

Ana fue la primera persona que me contactó para la temporada de 2018 y su boda con Simon fue la última de la temporada. Un final de temporada que se preveía pasado por agua. Y así fue, estuvimos hasta el último minuto mirando al cielo. Pero cuando la propia novia me comentó “¡pues si llueve saltaremos en los charcos!” pensé “con esta actitud nada puede salir mal”. El plan B se convirtió en plan A ¡y menudo plan A que montaron!

Meses atrás nos fuimos a París a conocerlos y a conocer los detalles que tenían preparados. Os dejo aquí su preboda. Ahí supe que sería una boda especial, comenzaron siendo mis clientes y ahora son mis amigos.

El sitio que eligieron para celebrar su boda civil fueron los increíbles jardines de Villa Luisa que por culpa de la lluvia, se cambiaron por sus majestuosos salones. Una ceremonia civil bilingüe que ofició Diana Lacroix de Diario de una novia.

Simon se vistió junto a sus amigos en un apartamento en el centro de la ciudad. Allí esperaba encontrarme a este grupo de amigos franceses con un buen champagne , pero nada más lejos de la realidad, Cruzcampo bien fría. Él iba vestido con un traje azul de De Fursac, pajarita y pañuelo de Colonel Moutarde y zapatos de Comptoir. El reloj que lucía era de su abuelo, lo más preciado que vestía.

Ana al igual que su futuro marido optó vestirse en un coqueto apartamento junto a su familia y algunas de sus amigas más cercanas. Ana lució un vestido de Teresa Baena en el que destacaba su lazo azul de terciopelo que iba a juego con sus zapatos de Salo Madrid. El tocado que llevaba era de Olga Vallecillos, una autentica joya ¡hecha en papel! Y por supuesto el maquillaje y peluquería fueron cosas de la genial Marieta Nogueras. Por último, el súper ramo de Ana fue obra de Mirka. ¡Fan total de este equipo!

La dirección de todo este sarao la llevaron los chicos de Que Se Besen que condujeron de maravilla tanto ceremonia como celebración a pesar de la lluvia ¡trabajazo top!. El catering fue Delfín Delicatessen, una apuesta segura. El responsable de animar tanto a franceses como españoles fue cosa de XITE & CO., otros que no fallan.

Tal fue el bodón que no me quería ir. Salté y bailé con Ana y Simon hasta altas horas de la madrugada. ¡Sois geniales! ¡Gracias chicos!

Your Narrative blog will appear here, click preview to see it live.
For any issues click here

Comentarios
Añade tu comentario

X